jueves, 19 de agosto de 2010

LA CUESTIÓN ESCOLAR


Resumen elaborado por Karina Fabiola Espinosa Álvarez.


Según el autor Jesús Palacios, la demanda social exige respuestas determinadas a las cuestiones actuales sobre educación, tales como: ¿cual debería de ser el papel de la escuela?, y cual es, cuales son sus objetivos, los métodos y los contenidos, así como la disciplina y la libertad. Estas cuestiones permanecen abiertas por lo que se han suscitado polémicas, respecto a los diversos especialistas involucrados en la materia, ya que cada uno de ellos determinan opiniones dispares, ante la crisis de los sistemas de enseñanza.

Una crisis implica un cambio es el momento en el que la estabilidad de un sistema plantea y exige una transición, en el sistema educativo podemos observarlo en los nuevos paradigmas que genero la escuela nueva, ante la escuela tradicionalista.

La escuela tradicionalista visualiza al alumnado como homogéneo con mismas características, ritmos y estilos, de aprendizaje lo que ha dejado de lado el proceso de enseñanza aprendizaje y genera algunas veces un nivel bajo de aprovechamiento y motivación en los alumnos. De la misma manera se puede apreciar que no se respetan los procesos de aprendizaje, la acomodación y reacomodación para construir el conocimiento. Ya que el alumno solo es receptor, del conocimiento este solo lo posee el profesor que es el único que juega un papel activo, así como el papel autoritario del docente no permite una socialización de los aprendizajes, la metodología suele ser de manera mecánica, lo que no permite un aprendizaje significativo.

Para poder explicar bien las críticas que hacen los diferentes autores, Palacios hace el análisis en base a cuatro grupos: el primero lo llama “grupo natural”: perteneciente a la corriente de la Escuela Nueva, Nacida, en el último tercio del siglo XIX, estos autores buscaban en la reforma de la educación la transformación de la sociedad. Adoptaron una perspectiva metodológica; en donde proponen cambios metodológicos, a través de métodos activos, en donde el punto de partida son los intereses del niño adaptando a ellos los contenidos y los métodos.
Existieron otros autores que le dieron un giro a esta metodología como lo proponía Rousseau con su libro el Emilio estaba haciendo contrapié a los métodos jesuitas, ya que comentaba que había que formar nuevos hombres para una nueva sociedad; de esta manera el autor fue un gran precursor del respeto al niño en toda su naturaleza. Proponía ver que el desarrollo del niño respetando sus procesos de desarrollo sin visualizarlo como un adulto. Hizo hincapié que para educar a un niño debemos conocer sus características, necesidades e intereses de lo contrario el niño se verá aburrido y no pondrá en juego sus posibilidades ni su atención, así habrá pocos resultados.

En el nuevo contenido de la enseñanza. Se deben de enseñar cosas útiles y que estén de acuerdo a su necesidad e interés, tomando en cuenta el contexto social del alumno.

Desde esta perspectiva es indispensable seguir construyendo el camino para una transformación educativa, ya que la escuela nueva según el autor, pretende preparar al niño para el triunfo el espíritu sobre la materia, los respeta y desarrollar la personalidad del niño, formar el carácter y formar los atractivos intelectuales, artísticos y sociales.
Es por ello que el primer paso para realizar ese cambio es empezar por nuestra labor docente, partiendo de la necesidad real de nuestros alumnos visualizando a la educación como uno de los principales recursos para que una persona pueda desarrollarse en su vida cotidiana, en armonía y con una calidad de vida optima por lo que es necesario proporcionar las herramientas necesarias para el desenvolvimiento pleno en cualquier ámbito que se desarrollan los alumnos.



Resumen elaborado del texto de PALACIOS, Jesús. (1999)La cuestión Escolar: críticas y alternativas. Ed. México.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada